jueves, 30 de diciembre de 2010

ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!!

COMO CADA AÑO, DESDE HACE 2010, EL ESPIRITU DE JESUS SIGUE NACIENDO ENTRE NOSOTROS

Que su Luz siga iluminándonos y nos ayude a ser faro para los buscadores de esperanza.
Que su Amor nos ayude a mantener nuestro corazón abierto para los que necesitan nuestro calor.
Que su Fuerza nos mantenga firmes ante la injusticia, venga de donde venga.

Que este 2011, la Luz, el Amor y la Fuerza del Espíritu nos alumbre, nos acoja y nos fortalezca, a nosotros y a los que nos rodean, cercanos o lejanos

 ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!!

Para que no perdamos el verdadero espíritu de la Navidad, quiero compartir con vosotros y vosotras esta bella canción de Silvio Rodriguez que mi buena amiga Paola me ha mostrado.

martes, 21 de diciembre de 2010

HABLANDO DE CAMPEONES

Cuando uno tiene la ocasión de asistir a un campeonato de algo, tiene la oportunidad de observar las diferentes reacciones de los competidores según ganan, pierden o se quedan en medio. Algo de esto me ha pasado este fin de semana asistiendo al Campeonato de España de cubo Rubik, evento en el que mi hijo competía. Sobre este tema ya escribía en un post anterior un relato que hablaba del cubo.
Al margen de que (y lo digo porque me apetece y se lo merece) Alex consiguiera hacer cuatro cubos a ciegas de manera simultánea, lo que le volvió a dar el subcampeonato, lo que yo quiero compartir con vosotras y vosotros es el valor del esfuerzo de estar concentrados antes de cada participación, la tensión de sentarse en la mesa, mirar el cubo (o los cubos según la modalidad) como queriendo interpretar lo que nos quiere decir, sopesar las probabilidades, visualizar el camino más corto para resolverlo y, cuando por fin se inicia el tiempo, la velocidad se impone; la habilidad de la vista y de la mente que, seguramente, va unas milésimas por delante de las manos. Y por fin, el cubo resuelto... o fallado. Y aquí es donde quería llegar yo. ¿Qué separa a un ganador de un campeón? Porque hay diferencia. El ganador, cuando pierde, se enrabieta, siente su orgullo herido y reacciona con enfado. El campeón, en cambio, se alegra de que su contrincante haya sido mejor que él y, humildemente, le felicita.
¿Y cuando ganan? El ganador, se siente el mejor, se vuelve arrogante y se cree imbatible. El campeón, se abraza al segundo clasificado y, con todo respeto, casi le pide disculpas por haberle ganado. Y eso es lo que yo vi sobre el escenario donde se celebraba el Campeonato de Rubik, a todo un campeón llamado Rodri. Teníais que haberle visto con qué sencillez se alegraba de su triunfo mientras se abrazaba, una y otra vez, a su adversario, por cierto, un chaval de 13 años. Poco después, en un aparte, me decía: "él es mejor que yo, mucho mejor que yo". No, Rodri, tú eres el mejor, como cubero en velocidad y como persona... un campeón.
- ¿Y los demás?- me preguntaréis... Los del medio... No hay nadie en el medio. Todos ellos forman un gran equipo donde todos se animan unos a otros, se alegran con sus pequeños, pero a la vez grandes logros... se entristecen con las decepciones de sus compañeros y, juntos, como una piña unida de diferentes edades, condiciones y lugares de origen, también son "altius, citius et fortius". Como Rodri, también son Campeones.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

XABIER LETE - JOHN LENNON

Hace unos día, de puntillas, tal y como habia sido su vida desde que murió su compañera Lourdes Iriondo, se nos fué Xabier Lete. Tal y como decía en un post anterior, Xabier ha sido un claro refernte en la música vasca y especialmente, entre los que sentimos la poesía como expresión más íntima de una cultura, sea la que sea. Su muerte, apenas ha tenido eco en los medios de comunicación, pero para los que sentimos como nuestra su obra, deja una huella indeleble. Como homenaje, os dejo otra bella canción,(Ni naiz) otra hermosa poesía que habla de él, pero también de una parte de mi.

Hoy, también se cumple el aniversario de la muerte de otro gran músico: John Lennon. Qué decir de él que no se haya dicho ya. También os dejo otra perla suya, más conocida. Dos personajes muy dispares, dos estilos muy diferentes. Pero ambos me han ayudado a ser como soy. El mensaje personal, intimista de Xabier y el compromiso por un mundo mejor de John. Así son ellos, amigos y amigas mias, y así soy yo.



Yo soy
La fuente limpia de los rios sucios
Yo soy
El poeta triste que va a trabajar
Por las calles bajo el sol de invierno
Yo soy
El arado (tierra arada) seco
Que se esta quedando sin flores
El huidizo corazon
Que quiere chamuscar todas las viejas pasiones.
No me preguntes la razon oculta
De todas las cosas oscuras
Ni a donde va el camino que lleva
El tiempo cambiante

Yo soy
La bestia a oscuras que cede agotada
en medio de la pelea
Yo soy
El sueño lejano que no se encuentra,
Y que huye de nada en medio del mundo
Yo soy
El que pierde en cada sonrisa
Restos de la juventud
Yo soy
El llanto de las nubes,
Que el viento del mar azota fuertemente

No me preguntes...

Yo soy
La cadena que tiene atado,
resignada, la “terrestridad”
de un pajaro que vuela.