martes, 24 de noviembre de 2009

AUN ASÍ, ¡QUÉ HERMOSO ES SER PADRE!

En mi anterior post, contaba yo las maravillas de ser padre y para ilustrarlo utilizaba una situación idílica con mi hija, pero muy real. Quizá os haya parecido una visión parcial, solo la parte "bonita" de la historia. Sin embargo, yo sigo diciendo ¡qué hermoso es ser padre!. Incluso cuando son bebés y no te dejan dormir por las noches en una interminable duerme-vela que acaba a las 6 de la mañana con los ojos totalmente rojos por el desvelo. Incluso cuando tienes que correr con ellos a urgencias a causa de una enfermedad rara que les pone entre la vida y la muerte, obligándote a días y días de estancia en el hospital sin poder despegarte de su cabecera. Incluso cuando te enfadas con ellos porque pasan de los estudios "olímpicamente" y tienes que estar detrás de ellos como un "sargento chusquero" para que hagan los deberes.
Qué hermoso es ser padre cuando ves cómo despiertan sus hormonas y casi basan su existencia en un puro enfrentamiento con sus progenitores, con la sana intención de  "matar" lo que ellos significan. Y cuando les ves sufrir de amores y lloras con ellos, aunque no te vean. Y cuando les ves crecer y sientes que empiezan a echar a volar, siguiendo el mismo camino que tú un día realizaste.
Incluso cuando forman su propia familia y comienzan su propia batalla, y te llaman, de vez en cuando, para pedirte "sopitas", es hermoso.
Y cuando pasa el tiempo y te quedas solo porque la vida así lo ha decidido, crees que ya no les importas, que ya no te necesitan. Pero no es verdasd. Es sólo que su propia vida y su propio camino personal les ha atrapado en la misma vorágine que te atrapó a ti cuando eras como ellos y, entonces, te das cuenta de que ser padre es más hermoso que nunca (más incluso que cuando eran pequeños y les arropabas por la noche), porque descubres que has hecho lo que tenías que hacer y, además, lo has hecho bien. Sientes que has vivido dos vidas, la tuya y la de ellos. En definitiva, sientes que, ha pesar de todo, ellos están ahí y que ser padre es lo más hermoso que te ha ocurrido nunca.

martes, 17 de noviembre de 2009

¡QUE HERMOSO ES SER PADRE!

Se acerca la hora de dormir. Mi hija se pone el pijama y entra en el baño para lavarse los dientes.
- Aita, ¿me acompañas?
Tan orgullosa de si misma y tan necesitada de protección. Uno a uno, se despide de sus hermanos:
- ¡Hasta mañana, chicos!
Se mete en la cama y con cara risueña me dice:
- ¿Hoy también vamos a rezar?-
- Si - le contesto - si tu quieres.
 Abrimos el libro de oraciones a la vez que abre su corazón.
- Aita, ¿me pones música de Mozart?
Y mientras se arrebuja en su cama, de fondo empieza a sonar el Concierto para piano de Mozart K 467. El sonido se eleva suavemente en la noche mientras mi hija lee la oración y respira tranquilidad. Me cuenta, le cuenta a Jesús, las cosas buenas que ha hecho hoy.
- ¿Sabes aita? "X" y yo ya nos hemos hecho amigas y ahora jugamos juntas. Y también "Y". Pero ¿sabes?, el que le ha llamado "gilipuertas" ha sido "Z", y yo le he dicho que esas cosas no se dicen a la gente, porque luego no te tienen en cuenta.
- O sea, que le has defendido a "X" - le digo yo contento.
Y mi hija me mira sonriendo.
Dejamos el libro, y poco a poco agarrándose con su mano de mi brazo, apoya su carita en él enroscándose como si fuera una enredadera buscando el apoyo del muro. Mozart suena en el aire llenándonos de ternura y calor, y mi hija, abriendo un poco sus ojos ya casi cerrados, como queriendo asegurarse de que sigo ahí, me sonrie, me acaricia con su mirada, me da un beso en la mano y me dice:
- ¡Que descanses tú también, aita.!

¡Buenas noches, amigos y amigas mias!

jueves, 12 de noviembre de 2009

POETA

Xabier Lete es uno de mis iconos musicales porque en una época, como fué la de los inicios de la música vasca moderna (Pantxo eta Peio, Gorka Knorr, Urko, Gontzal Mendibil eta Xeberri...) con un estilo y unas letras totalmente politizadas, Xabier Lete era un contrapunto necesario para los que también necesitábamos que la música vasca fuera poesía, y que, además de un instrumento político, también lo fuera cultural. Xabier lo consiguió, porque aunque también escribió canciones con contenido político, ante todo fué un poeta,, especialmente con su compañera, Lourdes Iriondo.
Aquí os dejo la traducción de "Xalbadorren heriotza", que lo mismo podría aplicarse a él mismo. Como siempre la traducción hay que cogerla con pinzas, pero no es mala.

Había un amigo sensible entre todos, al cual las alas de la poesía los bertsos de sentimiento le transformaban. Cantante de plazas lleno de soledad tejiendo el hilo de las palabras durando en su interior aprendido a base de sufrimiento, Donde estás, en qué prado pastor de Urepel que subiste por las faldas del monte, a por el futuro que ya es recuerdo huyendo.Rompiendo la valla te libraste del canto de todo lo que te ataba de los límites del cuerpo queriéndote sentir libre. El último aliento fue tu más profundo bertso el grito más contundente de esas mentiras ocultas que nunca se pueden decir. Donde estás, en que...

Y dedicado especialmente a mi amiga Isabel de Vitoria, a quien creo que se lo he descubierto, os dejo, también este video con una canción de Xabier y Lourdes. Espero que los descubráis y los disfrutéis.


viernes, 6 de noviembre de 2009

PARA UN AMIGO

Siento como si algo se moviera a mi alrededor, como si un torbellino de sensaciones, experiencias y sentimientos giraran como un vórtice de energías. Cuando la muerte pasa cerca de mi, es como si el viento frío de las estrellas soplara a mi alrededor produciéndome un estremecimiento especial. Incluso para los que estamos convencidos de la existencia de la reencarnación, o los que vemos la muerte como una puerta que se abre a otra experiencia y no como un agujero ciego, incluso para mi, cuando esta se acerca a través de una persona más o menos cercana, como ayer, me recorre el alma ese escalofrío. Especialmente si se me acerca con el rostro de un amigo. Mi buen Rafa. Tantos años compartidos en el trabajo, aunque últimamente no te veía mucho. Con tu aspecto bonachón, sencillo, siempre sonriendo. Sin embargo, el escalofrío viene al pensar que, como yo, estabas en los 50. Cercano en edad. Cercano en muchas cosas. ¿Sigo pensando que la muerte es algo que hay que aceptar como natural? La edad. el tiempo, la juventud... son algo relativo, y cuando descubres que sientes ese escalofrío porque también te puede tocar a ti, es cuando valoras al máximo ese día más que tienes, esos hijos que a veces te hacen sufrir, esa compañera que te sostiene, esos amigos que quedan a tu lado... Valoras mucho más la vida.
Este vídeo es en homenaje a Rafa. Xabier Lete es uno de mis iconos musicales. Otro día hablaré de él. Pero esta canción me trae muchos recuerdos porque habla de poesía, y Rafa era un poeta a su manera. Hasta siempre compañero.