sábado, 23 de mayo de 2009

EL CAMINO DE LAS ESTRELLAS

Hace mucho que no actualizo este blog. Por muchos motivos. Por eso ahora quiero hacerlo. Porque se acerca la fecha de una experiencia única para mi. Es el final, de un proyecto iniciado en el año 94, cuando el Camino de las Estrellas me dió a mis hijos. Una fecha en la que contraje una deuda con este Camino Mágico. Prometí que le devolvería lo que él me había dado. Hace unos años comenzé a saldar mi deuda y el próximo 22 de junio, iniciaré la última etapa para conseguirlo. Es parte de mi propio viaje personal, viaje, en el que el Faro de Fisterra ha sido, y es, pilar fundamental. Sin embargo esto no acaba aquí, mi compromiso con el Camino y el Faro, es y será para toda la vida. Ellos son parte de mi propio recorrido personal. Es más, ellos son mi propio recorrido, y como tal, no tiene ni principio ni fin.
Quiero hacer un homenaje a este Faro y especialmente a Bego y Marisa. Ellas son dos de mis faros personales. Ellas me han ayudado a descubrir la magia de la escritura, ellas han sacado de mi la capacidad que llevo dentro de expresar, con la magia de las palabras, mis ilusiones. Para ellas, y por supuesto para mi mujer Isabel y mis hijos, Alex, Dani y Andrea (mis otros faros) que me alumbran en mi Camino,este video de Carlos Goñi, mi otro descubrimiento este año.





Yo que recorro los mares y que palmo a palmo el mundo
de un confín a otro confín
hoy tomo mi último rumbo desde mi cuerpo hasta el tuyo
desde donde estoy a ti.
Tú que recorres Lisboa y sus calles y sus fondas
con hombres de una sola vez
tú serás mi último puerto para amarrarme a tu alma
y solo yo vivir en él.

Faro que alumbras al mundo por encima de la tempestad
devuélveme la esperanza y que brille mi estrella
pero no en soledad oye mi voz mi última oportunidad
faro que alumbras al mundo alumbra mi vida.

Fotos y cartas marchitas de cuando planes y sueños
aún vivían en su piel dos vidas en dos maletas
entre Lisboa y Madrid en una estación de tren.
Él se durmió para siempre con su billete en la mano
en un banco del andén
y ella se apagó de golpe como se apaga una vela
después del amanecer.

Faro que alumbras al mundo por encima de la tempestad
devuélveme la esperanza y que brille mi estrella
pero no en soledad oye mi voz mi última oportunidad
faro que alumbras al mundo alumbra mi vida.

Hoy reposan en silencio uno siempre junto al otro
aunque en alma y en papel
por fin se unieron sus vidas volcando las dos maletas
sobre su mar a la vez.
Otra historia como tantas de amor y de mala suerte
y se un destino traidor pero en el puerto en Lisboa
cuando la luna te aplasta alguien canta esta canción.

Faro que alumbras al mundo por encima de la tempestad
devuélveme la esperanza y que brille mi estrella
pero no en soledad oye mi voz mi última oportunidad
faro que alumbras al mundo alumbra mi vida.